• Con el apoyo de Corfo y Copeval, el Nodo de Arquitectura y Construcción Sustentable invitó a uno de los principales especialistas australianos en prevención urbana de incendios forestales, el Dr. Alan March de la Universidad de Melbourne, para realizar junto a la arquitecto Constanza González Mathiesen, el primer Seminario-Taller en el país orientado a implementar capacidades locales frente a éstas catástrofes ambientales.

En el marco del Seminario-Taller para la Prevención de Riesgos por Incendios Forestales en Asentamiento Urbanos, organizado por el Nodo de Arquitectura y Construcción Sustentable, el Dr. Alan March efectuó la conferencia inaugural “Riesgos de los Incendios Forestales para los Asentamientos Urbanos y Edificios; Acciones de Prevención y Análisis de Casos en Australia”.

La actividad se realizó el martes 22 de agosto en el Auditorio Hermann Gamm de la UBB y contó con la participación de miembros del Nodo además de profesionales del área provenientes tanto del mundo público como privado.

En la ocasión, el Dr. March se refirió a la experiencia de la localidad de Victoria en Australia, ciudad azotada por un gran incendio durante 2009, el mayor en 30 años.

Australia posee áreas propensas a los incendios debido al clima y la vegetación, siendo otoño y verano las estaciones con más prevalencia. Esto implica una especial preocupación en el manejo del riesgo ya que se trata prácticamente de una condición, en ese contexto existen además 60 mil años de experiencia en quemas de parte de los pueblos aborígenes por lo tanto el fuego es considerado como algo natural que debe o puede ocurrir.

Sin embargo, por los nuevos asentamientos urbanos (familias que quieren vivir alejadas de la ciudad, por ejemplo) esta prevención ha ido en aumento, de este modo es que desde la planificación se otorgan lineamientos acerca de cómo diseñar o construir una vivienda e incluso qué especies y como plantarlas.

Esta situación es similar a la que ocurre en algunos sectores de nuestra región, como en Agüita de La Perdiz que fue además el lugar usado como estudio de caso durante el seminario-taller, por lo que la experiencia australiana se adecuó óptimamente para acercarlo a la realidad local.

En este sentido, la actividad de taller permitió indagar en todas aquellas condiciones de riesgo existentes en nuestro territorio que corresponden a alguna amenaza de riesgo y que por lo tanto deben ser tomadas en cuenta durante los procesos de planificación.